¿Sabes qué tan adicto al sushi eres? Pues si últimamente lo único que piensas cuando tienes hambre es en un exquisito maki, entonces tienes que leer estas 5 señales de que eres (muy) adicto al sushi. Presta atención y si no resultas ser un adicto al sushi, entonces ¡envíaselo a tus amigos!

1.  Para tí, nunca hay demasiadas piezas en la mesa

Cada vez que llamas a Instamaki con tus amigos o tu pareja no puedes evitar discutir por la, segun tú, poca cantidad de piezas que están pidiendo. Y es que para tí, se necesitan por lo menos 10 piezas por persona, ¡ni loco te arriesgas a que otro pueda comerse alguna pieza de más!

2.  Pruebas todo tipo de rolls

Para tí, un roll tradicional es una pieza que comes en un almuerzo corriente. Los días especiales son para probar nuevas piezas de sushi o los Makis de la semana…Bueno, en realidad te encantaría hacerlo todos los días, pero no quieres parecer “tan” adicto.

3.  Japón es tu Tierra Prometida

Algunos sueñan con conocer Disneyland, pero tú eres diferente. Sueñas con ir a Japón y probar por tu propia boca lo que es el verdadero sushi… ¡Y de paso comprar algunas prendas con imágenes de sushi!

4.  Comes sushi hasta de desayuno

No importa si son las 6 de la tarde o si son las 10 de la mañana, tú comes sushi a todas horas y en cualquier lugar. Y es que te gusta sushi que para tí no hay un lugar o un horario adecuado para degustar un exquisito nigiri o un maki.

5.  No puedes evitar detestar a quienes odian el sushi

¡No puedes creer que alguien diga que el sushi es solo pescado crudo! Y es que para tí no existe algo mejor que comer sushi y no puedes entender que a alguien no le guste. Por eso, cada vez que notas que alguien dice “podemos pedir algo que no sea sushi” no puedes evitar poner mala cara.