De ahí la relevancia de enseñarles para disminuir al mínimo posibles conductas violentas del Bull Terrier y prevenir cualquier ataque, aparte de cumplir las obligaciones que la legislación establezca en todos y cada caso. Su entrada en vigor en España incluyó una serie de obligaciones para los propietarios y un catálogo de sanciones por infracciones administrativas.

 

La raza actual se produjo del cruce entre el Old English bulldog (ahora extinto) y otras razas de terrier. Existen dos formas de lograr este documento, el cual sirve a fin de que tú sepas si tu cánido es puro o no, para concursos de belleza y para concursos y exposiciones de razas. La primera forma es que si compras un cachorro a un criador profesional, mediante esta federación internacional canina te ofrezca el documento oficial conforme su línea genealógica es pura. Como decíamos previamente, el Bull Terrier Miniatura comparte con el Bulldog su parentesco desde lo físico. Pero comparte con el Terrier su sentido de la curiosidad y sus altos niveles de agilidad y energía.

 

Han aparecido como personajes en tiras cómicas, libros, películas y publicidad. La consulta es si existe algún riesgo para los pequeños en llevar a casa un bull de un par de años. En cuanto al resto, la salud del bull terrier debe estar constantemente vigilada por el veterinario a través de las visitas periódicas en las que se debe cumplimentar el programa de vacunaciones que se establezca, realizar las pertinentes desparasitaciones internas y externas.

 

Afortunadamente, hoy día su función primordial es solo la de compartir un hogar con su familia y ofrecernos mucha compañía y diversión. La raza bull terrier desciende de cruces entre Bulldog y Terrier blanco inglés, seleccionados para combates durante el siglo XIX que más tarde fueron prohibidos.

 

El Bull Terrier está basado en perros de tipo bull y terrier, que eran criados como perros de presa y de riña, deportes que fueron abolidos en G. Bretaña a lo largo del siglo XIX. Su carácter cariñoso y entregado le han transformado en un perro verdaderamente popular y apreciado por millones de personas en el mundo entero. En realidad los perros de raza Pitbull Terrier no son los más fuertes a nivel físico ni tampoco los que tienen la mordida más poderosa.

 

Gracias al éxito de esta raza en las clases más altas de la sociedad, el bull terrier dejó de verse como un can de peleas, llegando solamente a las exposiciones caninas y siendo posteriormente el cánido de compañía apacible y pacífico que se conoce hoy en día. Los bull terrier tienen por naturaleza un instinto protector y suficiente bravura y dureza para expresarlo si es necesario.

 

Sin duda fue su perro “Old Madman”, quien siendo criado para las exposiciones y no para las riñas jugó un papel determinante en el nacimiento de la nueva raza. Como parte del folklore de la raza, se cuenta que la perra de Hinks, llamada “Puss”, tras una exhibición o a lo largo de , combatió contra una perra pit de propiedad de Mr. Tupper y después de media hora, Puss regresó triunfante con unas pequeñas marcas en su hocico.

 

El espíritu luchador hasta la muerte del Bull Terrier, lo convirtió en todo un campeón de las pistas de lucha venciendo hasta perros superiores en tamaño. Aunque el nombre pueda llevar a confusión, el bull terrier no está relacionado directamente con el pit bull terrier americano. El estándar de Bull terrier miniatura es muy parecido al del Bull terrier, salvo en lo referente a la alzada a la cruz, que no debe superar los treinta y cinco con cinco cm.

 

Hacerlo antes de tiempo puede suponer un riesgo para su salud, para su desarrollo y para el bienestar de los cachorros. El tercer lugar es para el conocido Pastor Alemán, el que tiene una presión de mordida superior aun que la del American Pitbull Terrier o bien el American Stanford Terrier, perros de presa con fama de ser los más agresivos en mordida por ser perros de presa. El Pastor Alemán ejercita una presión de ciento diez kilogramos por centímetro cuadrado en la mordida. Te sorprenderás al saber que algunas razas bien conocidas de qué forma los perros Pitbull no son realmente los que encabezan esta alucinante lista.

 

Sobre todo, los bull terrier blancos tienden a enfermedades en la piel, con lo que necesitan una nutrición equilibrada y baja en proteína. Una dieta reducida en proteína cuida el organismo y especialmente los riñones del can. En los ejemplares de la raza en los que algún antecesor ha tenido alguna enfermedad nefrítico, una dieta incorrecta puede tener consecuencias deplorables.

 

A los perros se les considera maduros a partir de los tres años de vida, la media de vida de un Bull Terrier, es de diez a 12 años aunque ciertos han llegado a vivir hasta dieciseis años. Ciertos terrier más grandes fueron usados para apresar tejones. El Kerry Blue y el Airedale se emplearon particularmente para hacer en frente de los castores y nutrias en aguas profundas. Se convirtió en una moda, en toda Inglaterra, que los hombres de las clases acomodadas llevaran Bull Terrier a su lado.

 

Son conocidos por la forma única de su cabeza y sus pequeños ojos en forma triangular. Su carácter ha sido descrito como amante de el entretenimiento, así como activos y graciosos.

 

Para ello, paséalo desde que lo tengas y tenga sus primeras vacunas puestas. Todos los perros pueden tener este carácter algo dominante, al final acaba siendo un rasgo individual, pero hay que tener en cuenta que al ser este un PPP, es fácil que haya prejuicios. No es un can recomendado para dueños novatos, ya que requiere un buen adiestramiento para sacar todo el partido al carácter del bull terrier y ejercitarlo como precisa, puesto que tiene mucha energía que acumula con facilidad. Es un excelente cánido guardián y a su lado te sentirás seguro y cuidado como con escasos perros.

 

Un bull terrier no es nada apropiado para personas inexpertas e inseguras. No solo otras personas, sino más bien asimismo tu can se va a aprovechar de tu inseguridad.

 

Con una educación coherente y una socialización completa es posible hacer que un cánido de la raza bull terrier sea un can de familia disciplinado y equilibrado. Su naturaleza juguetona y su carácter animado sale a la luz sobre todo con el trato con pequeños, no obstante, los pequeños pequeños no deben jugar con ellos sin supervisión.

 

Son geniales perros guardianes y tienen el oído realmente bien afinado. Tiene una gran fuerza física, por lo que debe mantenerse activo.

 

A pesar de que, en las estadísticas sobre la frecuencia de mordeduras, esta raza está a la misma altura que un teckel, los bull terrier están en la lista de perros potencialmente peligrosos (PPP). Los motivos son varios, pero se deben menos a la naturaleza del perro que al cometido de criadores y cuidadores irresponsables, que procuran compensar su carente autoestima con la tenencia de un peligroso perro de pelea. Lo que está claro es que los valientes y rápidos perros se emplearon también para cazas de tejones y matanzas de ratas.

 

Este punto es esencial tenerlo claro, algunas madres han llegado a machacar a sus cachorros provocándoles la muerte. Cepillarlo con un cepillo ideal para perros de pelo corto también ayudará a quitar el polvo o la suciedad que con el tiempo, podrían ocasionarle irritaciones en la piel.

 

El cuerpo es robusto y musculoso, aunque sólido, y la cola es ancha en su base y delgada a medida que se acerca a la punta. Conforme la FCI no existen límites de peso ni estatura, pero el can debe dar la impresión de máxima firmeza, ser compacto, y que sus rasgos distintivos se vean claramente. Aún de esta forma, se trata de una raza de perro mediano, pero en la actualidad asimismo existe la variedad bull terrier miniatura, creada para empleo plenamente doméstico.