Encontrar un mecánico que haga el cambio de la correa de distribución puede ser una tarea un poco difícil. Sin embargo, en todos los casos, será mejor buscar un taller de confianza en autingo.es, que es el mejor directorio que encontrarás para encontrar un taller especializado en tus reparaciones.

Debes tener en cuenta que, el cambio de la correa de distribución es muy importante, porque así evitarás averías graves en tu coche. Para saber cuándo es necesario hacer el cambio de tu correa de distribución, te recomiendo seguir leyendo, y así sabrás exactamente cuándo hacerlo.

¿Por qué se debe cambiar la correa de distribución?

Al igual que las otras piezas del coche, la correa de distribución puede romperse o dejar de funcionar en cierto momento. Es necesario que tengas en cuenta las siguientes situaciones que ameritan el cambio:

Cambio por kilometraje

El kilometraje es un punto muy importante a la hora de tener tu correa de distribución en perfecto estado. Esto debido a que esta correa está diseñada para durar un total de 100.000 kilómetros en promedio.

Por este motivo, cuando tu coche ha alcanzado este kilometraje, será indispensable hacer el cambio de la correa para evitar averías en tu motor.

Fugas de líquidos

Las fugas de líquidos suelen ser muy importantes a la hora de cambiar la correa de distribución, especialmente porque, si la correa se daña por estos líquidos es necesario un cambio prematuro. Por lo regular, la correa se puede dañar por fugas de líquido refrigerante o por fugas de aceite.

En ambos casos, la correa no funcionará apropiadamente, y en el caso de seguir utilizando el coche así. Puede que tengas que pagar unas reparaciones muy costosas, o incluso que tu coche deje de funcionar de manera definitiva.

Cambios de otras piezas

Cuando se hacen cambios de componentes de tu coche que se encuentran cerca de la correa de distribución, como puede ser la bomba de refrigeración. La correa de distribución puede verse seriamente afectada, porque por lo general esta se aflojará si no se tiene el cuidado debido.

En estos casos, al aflojarse la correa perderá su funcionalidad completamente, haciendo que se deba hacer el cambio de manera inmediata. Si sucede esto, la correa debe ser sustituida de manera prematura, puesto que, la correa no se puede aflojar en ninguna circunstancia, puesto en estos casos se debe hacer el cambio de manera inmediata.